"Hoy te doy Autoridad"

Posted by: Clau San


Hola Gente!!! Paso bastante tiempo desde el ultimo posteo… paso bastante agua bajo el puente… aguas turbulentas =) por eso era mejor dejarlas correr, que se llevaran toda la basura y luego comenzar a escribir, cuando el agua estuviese calma y límpida… aunque las aguas ya están mas tranquilas la gente sigue tirando basura en ellas… pero esta el todo poderos que viene y limpia cada día el río donde corre su Espíritu Santo!!!

Todos tenemos problemas dice 1 Pedro “Resístanlo, manteniéndose firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos en todo el mundo están soportando la misma clase de sufrimientos. Y después de que ustedes hayan sufrido un poco de tiempo, Dios mismo, el Dios de toda gracia que los llamó a su gloria eterna en Cristo, los restaurará y los hará fuertes, firmes y estables.” Así que acá estamos mas fortalecidos, pues hemos pasado la prueba, hemos vencido al enemigo y aun mas hemos vencido nuestros propios pensamientos de “no podemos” de la mano del que todo lo puede. Duele? Ayyy sisisi y como duele!!! Pero esas heridas sanadas, las cicatrices, son las que testificaran a favor de nosotros, tanto para aconsejar a sabiendas de que hablamos como en el día que nos encontremos cara a cara con quien nos dará el galardón!!!
A raíz de la situación vivida vino a mi mente el versículo de Jeremías 1:10 “Luego extendió el Señor la mano y, tocándome la boca, me dijo: «He puesto en tu boca mis palabras. Mira, hoy te doy autoridad sobre naciones y reinos, »para arrancar y derribar, para destruir y demoler, para construir y plantar.»”

El Señor nos dio autoridad SOBRE NACIONES Y REINOS DE ARANCAR, DERRIBAR, DESTRUIR, DEMOLER, CONSTRUIR Y PLANTAR y se hace todo esto con las palabras que pone en nuestra mente o corazón a través de la sabiduría que vamos adquiriendo en cada prueba y las cuales emitimos con nuestra boca, o sea sus promesas escritas en la Biblia… esto es fuertísimo, la misma palabra puede destruir como construir y el nos dio autoridad para hacerlo. Dice Prov 18:21 “La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos.”

En mi corazón hay una pregunta: estamos lo suficientemente despiertos, con sabiduría, con conocimiento como para ver cuan poderoso es esto? Este pensar esta cada día en mi corazón, soy humana y si me dejo guiar por lo que siento les aseguro que meto la pata mal, gracias a Dios que El nos dios dominio propio… y les puedo asegurar que no es fácil de usar en esos momentos que vemos como nos están clavando los cuchillos las personas en las que nunca pensamos harían tal cosa el dominio propio.

Las personas tienen esta tendencia, estudiada por los psicólogos, de ver en los demás los propios defectos que no quieren reconocer que tiene, entonces atacan, agreden, difaman, y toda clase de acto degradante con tal de no reconocer sus propias faltas, arrepentirse, pedir perdón y comenzar de nuevo o restaurar lo que hizo mal. Por eso el Sal. 118:8 dice “Es mejor refugiarse en el Señor que confiar en el hombre.” y Prov 14:16 “El sabio teme al Señor y se aparta del mal, pero el necio es arrogante y se pasa de confiado.” Y si Dios lo dice es porque es así y no hay vuelta de rosca, la cosa es usar ese dominio propio para que cuando vemos que estas cosas nos están sucediendo, en el lado que nos encontremos tanto sea acusando o siendo acusados, reaccionemos sea perdonando y no enroscándonos en la maldad del otro o dejando de hacer mal.

No nos damos cuenta cuanto mal podemos hacer cuando nos dejamos llevar por las emociones y basamos nuestra postura en la palabra de Dios para sacarnos la bronca, dejar correr nuestro orgullo o saciar nuestra sed de venganza… no solo le estamos haciendo daño a la otra persona, (que les digo si la otra persona esta bien sentada en Cristo lo podrán mover un poco pero permanecerá como la palmera luego de una gran tormenta pues su vida se basa en su relación con Cristo y no en lo que los hombres dicen) sino que nos hacemos daño a nosotros mismos, nos estamos alejando de Dios, de su voluntad, vivimos mirando al otro a ver donde le podemos hacer daño así saciamos nuestra sed de venganza tomando la palabra de Dios para acusarlo, sin darnos cuenta que LA PALABRA DE DIOS ES UNA ESPADA DE DOBLE FILO Y CORTA PARA LOS DOS LADOS; PARA EL MIO Y PARA EN TUYO .

Nos conviene utilizar la palbra para mejorarnos nosotros mismos y par aayudar al otro… nunca bajo ninguna circunstancia tomes l apalabra para saciar tu sed de venganza porque Dios es el que se venga y “horrorosa cosa es caer en las manos del Dios vivo” y “el que este libre de pecado que tire la primer piedra”, nunca acuses a un hijo de Dios ni a su descendencia pues Dios tiene cuidado de sus hijos y de los hijos de sus hijos… “Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.” Mt 7:2

AYY SISISSI NOS CONVIENE QUE DIOS SEA MISERICORDIOSO CON LOS QUE NOS AGREDEN, Y MAS SI SE HACEN LLAMAR HIJOS DEL ALTISIMO, PUES ASI LO SERA CON NOSOTROS MISMOS, en cualquier caso salimos ganando cuando obedecemos y dejamos la venganza en sus manos o perdonamos las ofensas que nos han hecho, pues lo que hagamos es lo que se va hacer con nosotros. De alguna manera tenemos el futuro en nuestras manos, en nuestras actitudes, en nuestras acciones, tanto para el bien como para el mal. Dios nos dio esa autoridad en Jeremías 1:10.

Sin siquiera pensarlo, este versículo salio del corazón de Dios para arrancar lo malo, derribar lo endeble, destruir las obras de maldad, demoler las falsas enseñanzas y luego de hacer todo esto construir sobre la piedra fundamental que es Cristo y plantar la palabra de Dios por amor a El, ya que Cristo reinara por siempre en trono de justicia y el amor perdurara para siempre igual que su palabra y que ella no volverá a El vacía, sino que hará eso para lo cual fue enviada.

No hay mucha vuelta que darle, nosotros complicamos las cosas con nuestras emociones, las cuales no son malas pues Dios las ha colocado en nosotros principalmente para nuestra relación con el, Dt 5:5 “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas”. Pero que sucede cuando colocamos estas emociones en otro tipo de amor en primer lugar? Cuando nos dejamos llevar por lo que dicen, sin saber ni pedirle a Dios revelación de los hechos? Ahí derribamos, destruimos, demolemos, arrancamos lo que no debemos y construimos y plantamos por amor a la amistad o a cualquier otro tipo de amor y no hacemos estas cosas por amor al que nos amo primero, a Dios.

Así vamos de mal en peor y terminamos haciendo la gran Adán (La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.) echando la culpa a los demás de nuestras propias acciones o de las cosas que dijimos e hicimos y no nos hacemos luego cargo de las consecuencias… y así seguimos y seguimos echando mas leña al fuego, especialmente con nuestra lengua (Sant. 3:5 “Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, !!cuán grande bosque enciende un pequeño fuego!”), con nuestras palabras y como escribí antes, muchas veces hasta con la palabra de Dios sin conocer o recordar que Dt 5:11 dice “No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque Jehová no dará por inocente al que tome su nombre en vano.” Y creemos que haciendo eso quedaremos cubiertos por sus alas? Que no vamos a pagar consecuencias si no nos arrepentimos? Que el Espíritu Santo nos haga ver nuestros errores, nos de convicción de pecado y podamos arrepentirnos antes que las consecuencias sean tan grandes que nos aplasten y nos sea mas difícil volver a encaminarnos.

Gente, el camino no es fácil, no lo hagamos mas difícil nosotros para nosotros mismos. Seamos sabios, no paguemos mal por mal, venzamos el mal con el bien, no andes difamando con mentiras para tapar tu desnudez, para tapar lo que has hecho mal en secreto. Nada, nada queda en secreto, nada de lo que hagas o digas queda en secreto porque hay uno que todo lo ve, que aun mas, que ve el corazón de donde salen todos los malos pensamientos que luego llegan a ser malas acciones… Lc 12:3 “Por tanto, todo lo que habéis dicho en tinieblas, a la luz se oirá; y lo que habéis hablado al oído en los aposentos, se proclamará en las azoteas.” Y mas aun dice Ef. 4:29 “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.” “Y tu padre que ve en lo secreto te recompensara en publico” Mt. 6:4, habla sobre las cosas que se hacen para Dios en el secreto si las haces publicas ya tenes tu recompensa, particularmente también creo que las cosas malas que se hacen en secreto no solos eran expuestas en publico sino que tendrán su recompensa… y no será de la buena. Mt 12:36 nos dice: “Pero yo les digo que en el día del juicio todos tendrán que dar cuenta de toda palabra ociosa que hayan pronunciado.”

En lo personal pido perdon a quien le haya hecho danio sin darme cuenta y perdono a quienes lo han hecho sin darse cuenta y a sabiendas.

Declaro la promesa de Dios de Gn 50:20, tanto en mi vida como en la vida de los que le haya hecho mal sin darme cuenta, “Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo.” Pues si la promesa es real para mi lo es también para vos si en tu corazón no hay maldad sino arrepentimiento antes los malos pensamientos, ante las malas actitudes al dejarse dominar por las emociones y no usar el dominio propio que El nos ha dado para evitar las consecuencias desagradables.

Repito Prov 14:16 “El sabio teme al Señor y se aparta del mal, pero el necio es arrogante y se pasa de confiado.”

Mis mas sinceros cariños.

Que las bendiciones de lo alto, con las cuales ya fuiste bendecido, te den alcance, las disfrutes y las compartas!!!

Claudia D´Onofrio

This entry was posted on sábado, marzo 21, 2009 . You can leave a response and follow any responses to this entry through the Suscribirse a: Enviar comentarios (Atom) .

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

RVR1960 Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas1960, NVI Copyright © 1999 por la Sociedad Bíblica Internacional. Usada con permiso.